Buscar en este blog

Cargando...

Recibir novedades por email

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner

Amigos del blog

Visitas al blog

Tindouf en google maps

El tiempo en Tindouf

La hora en los campamentos

Con la tecnología de Blogger.
domingo, 13 de mayo de 2012

Luis de Vega - ABC - 10/05/2012

La independencia es lo primero, antes incluso que la renovación de la cúpula del Gobierno saharaui. Lo dice su presidente, en el poder desde 1976, en esta entrevista con ABC. Mohamed Abdelaziz (1948) afirma además que tienen un detenido en relación con el secuestro en los campamentos de refugiados saharauis el pasado octubre de tres cooperantes, los españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons y la italiana Rosella Urru. El líder del Polisario no teme del acercamiento entre Rabat y Argel y espera que el Ejecutivo del PP les apoye en la senda de la independencia, aunque es consciente de que la actual crisis puede impedir que haya pronunciamientos a corto plazo al respecto.



-La Primavera Árabe ha ahondado en la necesidad del cambio de líderes. El Frente Polisario, con usted a la cabeza desde 1976, es visto como una institución inmóvil.

-La representación y el liderazgo del Polisario nunca ha sido un problema para nosotros porque en cada congreso se presenta la oportunidad, garantizada por los estatutos, de renovarlo. Hoy por hoy la primera preocupación de cualquier saharaui no es tanto el liderazgo sino cómo lograr nuestro objetivo principal, que es la independencia y sacar a Marruecos de nuestra patria, que nos priva de nuestros principales derechos como la vivienda, la libre expresión o el movimiento. Esto no quita que tengamos que aprender de la historia universal, de la democracia o de los derechos humanos. Dentro del Polisario practicamos esta democracia y la aceptación de la mayoría sobre la minoría. Sus militantes quieren que sea así. La opinión de la mayoría es la que hay que respetar.

-¿Usted cree que la existencia de diferentes partidos o corrientes sería un obstáculo para lograr la independencia?

-No tenemos un partido único, el Frente Polisario no es un partido sino un amplio espectro en el que todos los saharauis que quieran la independencia tienen cabida, sean de derechas o de izquierdas. La única condición para estar en el Polisario es querer la libertad de la patria. Una vez liberada, como hay gente de todos colores, cada uno será libre de hacer lo que quiera.

-¿Qué hay detrás del secuestro aquí, en octubre, de tres cooperantes, dos españoles y una italiana?

-Considero que los autores quieren hacer daño a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), al Frente Polisario y a los refugiados. El Polisario es un movimiento democrático que defiende la igualdad entre mujeres y hombres, la libre expresión, un modelo de convivencia moderno en consonancia con las demandas internacionales. Esto lo ha logrado en una zona en la que hay grupos que quieren golpear este modelo que estamos creando aquí. También puede ser para buscar recursos financieros o para que se den a conocer nuevos grupos terroristas.

-¿Tienen ustedes detenidos por estos hechos? ¿son saharauis?

-Tenemos a un individuo de origen maliense muy involucrado en el tráfico de drogas desde el Atlántico hasta el mar Rojo. Pasó información a los secuestradores, medios y logística.

-¿Qué pasará con él?

-Será presentado aquí ante los tribunales.

-¿Mantiene usted contacto con las autoridades españolas sobre las gestiones que se están llevando a cabo para la liberación?

-Tenemos relaciones y contactos con Exteriores en España y con los servicios especializados que tienen relación con este asunto.

-Dentro de un año se cumple el 40 aniversario del Polisario y el conflicto sigue bloqueado. ¿Han pensado ustedes en alternativas?

-Para nosotros la única solución es la expresión libre del pueblo saharaui. Somos conscientes de que habrá que hacer sacrificios para alcanzar este objetivo, pero también somos conscientes de que lo vamos a alcanzar. La extensión del tiempo no hará desaparecer el derecho a la independencia, ni va a prescribir. Hace poco he estado en Sudáfrica en el centenario del Congreso Nacional Africano (CNA), que logró su objetivo después de 82 años de combate.

-¿Nota usted que hay algún cambio en las relaciones bilaterales cuando hay nuevo Gobierno en Madrid?

-Es un poco prematuro pedirle a España posiciones con respecto al pueblo saharaui. Primero hay que dejarle al Gobierno tiempo para ordenar sus cosas en casa, que las tienen muy complicadas. No le pedimos gestos claros a corto plazo pero esperamos que lo hagan llegado el momento. Tendremos que pedirle respuesta hacia algunas respuestas que corresponden a España por su posición histórica en el conflicto. Hasta ahora tenemos indicios positivos respecto al PP. Esperamos que reconozcan la responsabilidad histórica española en el conflicto y que la solución debe albergar el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, algo que reconoce el PP ahora mismo.

-¿El acercamiento entre Rabat y Argel pone en peligro el compromiso argelino con los saharauis?

-No. No creo que sea una amenaza. La posición se Argelia en el conflicto del Sahara se apoya sobre el derecho internacional y defiende la autodeterminación. No creo que ese acercamiento vaya en nuestro detrimento, pues es Marruecos quien necesita de Argelia, de sus riquezas, sus finanzas, su petróleo y lo necesita para salir de su situación de casi aislamiento económico y político.

-Pero Rabat está muy bien arropado por París o Washington, ¿no cree usted?

-Los países se miden con indicadores económicos, por la capacidad de afrontar el terrorismo, por democracias más abiertas o por aspectos sociales. En estos indicadores Argelia supera con creces a Marruecos.

-¿Qué consecuencias puede tener para ustedes un ascenso islamista en las elecciones de este jueves en Argelia?

-Hasta ahora todos los argelinos sin excepción defienden los derechos del pueblo saharaui, independientemente de su color político. No nos preocupa que sean islamistas o de otra tendencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sahara Press

Sáhara libre

Artifarti

AFAPREDESA

CEAS

AMSE