Buscar en este blog

Cargando...

Recibir novedades por email

Indica tu email:

Delivered by FeedBurner

Amigos del blog

Visitas al blog

Tindouf en google maps

El tiempo en Tindouf

La hora en los campamentos

Con la tecnología de Blogger.
sábado, 27 de julio de 2013

Las diez familias de Carreño que tienen acogidos a niños saharauis fueron recibidas ayer en el Ayuntamiento en el tradicional acto institucional presidido por el alcalde, Ángel Riego. El Consistorio aporta 4.000 euros para costear los billetes de los pequeños que participan en este programa.


sábado, 6 de julio de 2013
La voz de Avilés - 06/07/2013

Por decimonoveno año consecutivo, Avilés se ha convertido en el destino vacacional y humanitario de un amplio número de niños del Sahara. En el marco del programa Vacaciones en Paz, impulsado por la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui, 150 menores saharauis llegaron ayer a Asturias desde los campos de refugiados situados en Tinduf (Argelia). Otros 100 arribarán a lo largo del día de hoy. De ellos, quince pasarán julio y agosto con familias avilesinas.


Durante los meses de verano, estos 15 niños harán nuevos amigos, conocerán la cultura asturiana y participarán en los distintos Talleres Infantiles de Avilés (TIA), organizados por la Concejalía de Educación. También recibirán asistencia médica básica, pues, como reconocen desde la asociación organizadora, «enfermades que aquí se curan en una semana, allí pueden acabar con la pérdida de ojos u oídos». No obstante, «apenas hay dolencias graves que tratar».

El primer grupo partió del aeropuerto militar de Tinduf a las 17 horas del pasado jueves, y llegó a Asturias ayer, a las 10.30 horas. Desde el aeropuerto de Ranón se les llevó al Centro Cívico de Los Canapés, donde se les entregó comida y bebida, y fueron recibidos por la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, y por distintos miembros de su gabinete y de las asociaciones organizadoras. Allí les aguardaban también sus familias de acogida.


Ahmed Salama, nombrado recientemente delegado saharaui en Asturias, quiso agradecer la «solidaridad de la gente de Asturias, un pueblo concienciado de nuestros problemas». «A pesar de la crisis, muchas de las familias mantienen este compromiso. He estado antes en Angola y en Navarra, pero esta capacidad de resistencia sólo la he visto aquí. En otras partes la solidaridad ha caído casi a la mitad».

Pero la crisis sí que se ha hecho notar en el espíritu solidario de los asturianos. En la edición pasada de este programa casi 300 familias se ofrecieron voluntarias para acoger a un niño saharaui cada una. Este año la cifra se ha reducido a 250.


Covi y Jose Luis constituyen una de las familias que se siguen manteniendo al pie del cañón. «Hace ya 18 años que acogemos a niños», afirmó Covi. «En 1996 leí de este programa en un periódico, cuando todavía lo organizaba la Cruz Roja. Desde entonces, todos los años vienen y todos los años procuramos ir, aunque esta última vez, por lo de la Primavera Árabe, no nos han dejado».

Para Alberto Suárez Montiel, vicepresidente de la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui, iniciativas como ésta responden no sólo a una necesidad humanitaria, sino también histórica. «La situación por la que atraviesa el Sahara es la herencia directa de nuestra presencia colonial allí, de la descolonización y del abandono del último Gobierno de la Dictadura y por los primeros de la Transición. Nosotros recogemos el testigo».


Montiel también se esforzó por desterrar ciertos mitos acerca de los niños que han llegado. «Solemos verlos como a personas desamparadas, y no es así. Todos ellos pertenecen a familias perfectamente estructuradas. No son niños huérfanos ni abandonados. Su situación personal no es peor que la nuestra». Es por ello por lo que el viceprisedente reconoció que «en las despedidas, las únicas que suelen llorar son las familias».

viernes, 5 de julio de 2013
La Nueva España - 05/07/2013

Avilés ha recibido hoy a una primera tanda de los niños saharauis que vivirán en verano con familias asturianas de acogida y que su país los considera como sus "verdaderos embajadores".


Así los ha definido el delegado del Gobierno Saharaui en Asturias, Ahmed Salama, que ha participado en el acto de bienvenida organizado por el Ayuntamiento de Avilés en el Centro Sociocultural de Los Canapés.

"Cuando salieron del Sahara había 48 grados y ahora llegan cansados, pero es una buena experiencia para ellos, que son los verdaderos embajadores de su país, porque aquí estrechan lazos con las familias asturianas", ha explicado el diplomático en declaraciones a Efe.

La alcaldesa de la ciudad, Pilar Varela, ha estado en el acto de recepción de los niños a los que se les ofreció un desayuno, antes de dejarlos con sus familias de acogida.

"Vienen delgaditos, pero cuando los vemos luego en agosto, ya recuperan peso, y las familias también aprovechan para llevarlos al médico para tratarlos de cuestiones que para nosotros son muy básicas y para ellos todo son dificultades", ha indicado Varela.

La estancia de los niños se prolongará durante dos meses, y está previsto que retornen a los campamentos argelinos el 5 y 6 de septiembre, en dos tandas.

La llega está planificada en dos jornadas, de modo que hoy han llegado más de un centenar y mañana vendrán los restantes, hasta completar un grupo de unos 250 chavales.

El Ayuntamiento de Avilés, como en años anteriores, colabora con la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui en la recepción de estos niños y la entrega a sus familias de acogida.

La iniciativa, denominada "Vacaciones en Paz", consiste en que varias familias asturianas reciben a estos chicos procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, que en verano tendrían que soportar las temperaturas extremas que registra el desierto del Sahara.

La iniciativa se viene desarrollando en Asturias desde hace 19 años, organizado por la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui, en colaboración con diversas entidades públicas y muchas familias asturianas.

Avilés está hermanada con la wilaya de El Aaiún desde 1996 y apoya diversos proyectos de desarrollo en los campamentos de refugiados, de tipo agroalimentario, sanitario y educativo.

jueves, 4 de julio de 2013
La Nueva España - 04/07/2013

Asturias acogerá a partir de mañana a 250 niños saharauis que participan en el programa "Vacaciones en Paz" de la mano de la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui.


La estancia de los niños se prolongará durante dos meses, y está previsto retornen a los campamentos el 5 y 6 de septiembre, en dos tandas.

La llegada está planificada en dos jornadas, de modo que mañana llegarán los primeros 100 niños y el sábado los 150 restantes.

El Ayuntamiento de Avilés, como en años anteriores, colabora con la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui en la recepción de estos niños y la entrega a sus familias de acogida.

La alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, recibirá a los pequeños a las 10.00 horas en un acto que tendrá lugar en el Centro Sociocultural de Los Canapés, en presencia del nuevo delegado en Asturias del Gobierno Saharaui, Ahmed Salama, y el vicepresidente de la Asociación Asturiana de Amigos del Sahara, Alberto Suárez Montiel.

"Vacaciones en Paz" consiste en que varias familias asturianas reciben a estos chicos procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, que en verano tendrían que soportar las temperaturas extremas que registra el desierto del Sahara.

La iniciativa se desarrolla en Asturias desde hace 19 años, organizado por la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui, en colaboración con diversas entidades públicas y muchas familias asturianas.

"Vacaciones en Paz" cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Avilés desde 1997 y forma parte de un conjunto de actuaciones de cooperación con el pueblo saharaui, impulsadas por familias a título particular, asociaciones e instituciones, como ayuntamientos y comunidades autónomas de toda España.

Avilés está hermanada con la wilaya de El Aaiún desde 1996 y apoya diversos proyectos de desarrollo en los campamentos de refugiados, de tipo agroalimentario, sanitario y educativo.

El Tribunal Supremo ha anulado la decisión del Consejo de Ministros de octubre de 2011 que negaba las pensiones de viudedad y orfandad a los familiares de militares saharauis que sirvieron en el África Occidental Española y les ha reconocido este derecho en dos sentencias conocidas hoy.


Fadma Choubir, la viuda de Mohamed Aali, militar con DNI español bilingüe expedido en Ifni y que sirvió en el Grupo de Tiradores de Ifni, tiene derecho a recibir pensión de viudedad, en contra de lo que resolvió el Gobierno en octubre de 2011. Lo mismo sucede con Fatma Rahal, cuyo marido estuvo en la Policía del África Occidental Española, según ha dictado hoy el Supremo.

Ambas pidieron la pensión de viudedad y obtuvieron una negativa del Gobierno en su conjunto y del Ministerio de Defensa en concreto, contra las que recurrieron.

El Gobierno español reconoció el derecho a recibir pensiones de estas personas entre 1982 y 1999, criterio que fue modificado a partir de la última fecha, de modo que las recurrentes consideraron que las decisiones del Ejecutivo a este respecto eran "arbitrarias". Exigían el derecho a la igualdad reconocido en la Constitución respecto a las personas que, anteriormente a 1999, recibieron pensión.

La Administración española negó dicha arbitrariedad aduciendo que "la determinación de la nacionalidad del personal que prestó servicios en el África Occidental Española y, en particular, de su nacionalidad a los efectos de derechos pasivos, reviste una notable complejidad".

"Ante las dificultades que ofrece la cuestión" en relación con el proceso de descolonización del Sáhara, los cambios de criterio de la Admninistración "resultan razonables", decía también el Gobierno.

"No podemos compartir el criterio" del ejecutivo, dice ahora el Supremo, "pues la complejidad en la normativa en cuestión, con ser cierta, no justifica debidamente las variaciones habidas en el criterio de la Administación", ni es suficiente para descartar la arbitrariedad de su decisión.

El Supremo, en sus dos sentencias de hoy, recurre a la doctrina del Tribunal Constitucional para concluir que la decisión del Gobierno no estuvo motivada de manera adecuada.

Ademas, cita diversos informes jurídicos del Ministerio de Defensa para advertir de que hasta el cambio de criterio operado en octubre de 2011, bastaba con el DNI bilingüe para que estas personas acreditaran la nacionalidad española.

Es más, Defensa les ha reconocido a las recurrentes el derecho a la pensión, aunque con limitaciones, después de habérsela negado en la resolución recurrida y anulada ahora, dice el Supremo.

Las sentencias dictan que las dos viudas tienen derecho a la pensión sin limitaciones, con efectos económicos "desde el primer mes siguiente al fallecimiento" del esposo, así como el abono de los haberes dejados de percibir desde esa fecha hasta la de percepción de la reconocida posteriormente, todo ello con los intereses que procedan.

Sahara Press

Sáhara libre

Artifarti

AFAPREDESA

CEAS

AMSE